¿Manchas?

¿Manchas?

23 febrero, 2015

“Tengo la piel llena de manchas, qué puedo hacer”. Ésta es probablemente una de las cuestiones más comentadas por la mayor parte de pacientes. Pero ¿hablamos realmente de manchas? Con el paso del tiempo la piel comienza a volverse más seca, más arrugada y pueden aparecer las comúnmente conocidas como “manchas”.

¿Qué son en realidad? No son más que zonas de la piel donde existe un mayor acumulo de melanina o un mayor número de melanocitos.  La edad a la que aparecen puede ser variable, aunque por lo general son más frecuentes con el proceso natural de envejecimiento.

Una de las principales causas de aparición son las agresiones externas, especialmente la radiación solar.

El sol es la principal causa de los cambios en la piel envejecida. Tras años de exposición solar, existen diferentes consecuencias visibles. Al producirse sucesivas quemaduras solares, se agota la capacidad de reparación de nuestra piel, cuando esto sucede empiezan a aparecer las señales de ese daño acumulado, ya que como hemos comentado en otras ocasiones nuestra piel tiene memoria. Todo ello puede conllevar a un envejecimiento prematuro de la piel provocando flacidez, sequedad, “manchas” (lesiones cutáneas), arrugas, etc.

Las “manchas” o lesiones cutáneas son muy comunes después de los 40 años de edad y ocurren más a menudo en aquellas áreas que han tenido una mayor exposición al sol, como:

• El dorso de las manos

• La cara

• Los antebrazos

• La frente

• Los hombros

¿Qué cronología tiene el envejecimiento de nuestra piel y cómo nos afecta?

Para hablar de las diferentes etapas por la que atraviesa el envejecimiento de nuestra piel y por consiguiente la aparición de manchas, atenderemos a la clasificación del Doctor Richard G. Glogau, que clasificó el fotoenvejecimiento contemplando el grado de efectos degenerativos de la piel, en lo que se conoce bajo el nombre de clasificación de Glogau.

En esta cronología se estudia el envejecimiento cutáneo y los diferentes niveles sobre los que el doctor elegirá un tratamiento determinado para el paciente en función de sus necesidades.

Las características que presenta cada una de las etapas del fotoenvejecimiento son las siguientes:

•  TIPO I: BAJO

–          No arrugas

–          No queratosis

–          No elastosis

–          Pequeñas pigmentaciones

•  TIPO II: MODERADO

–          Lentigos seniles precoces

–          Queratosis palpables y no visibles

–          Pequeñas arrugas

•  TIPO III: AVANZADO

–          Discromia

–          Telangiectasias

–          Elastosis

–          Queratosis visibles

–          Arrugas en reposo

•  TIPO IV: SEVERO

–          Piel amarillenta

–          Arrugas profundas

–          Elastosis intensa

–          Lesiones premalignas

En Instituto Médico Miramar contamos con un amplio y eficaz equipamiento para combatir este tipo de lesiones, siempre estudiando en profundidad el tipo de lesión  y tratando ésta con el equipo o técnica más adecuada para su caso particular. Es imprescindible realizar un correcto diagnóstico del tipo de lesión cutánea ya que el tratamiento y los cuidados posteriores son diferentes dependiendo del caso.

Si desea recibir más información sobre nuestros tratamientos para lesiones cutáneas, no dude en solicitar una primera consulta gratuita, nuestro equipo de médicos expertos examinará su caso concreto garantizando siempre el idóneo tratamiento.

Artículos Relacionados

Recupera tu silueta de los excesos de las fiestas

Recupera tu silueta de los excesos de las fiestas

Tratamientos para el verano: “Clearlift”

Tratamientos para el verano: “Clearlift”

Cómo eliminar la papada

Cómo eliminar la papada

INFORMATE SIN COMPROMISO

1ª CITA MÉDICA – INFORMATIVA GRATUITA

Déjanos tus datos y te llamamos para concertar tu 1ª cita informativa gratuita.

Al enviar el formulario consiento la suscripción a la Newsletter, así como el envío de ofertas y promociones

El envío del formulario supone la aceptación de nuestra política de privacidad.

X
Consúltanos Ahora