TRATAMIENTO CONSERVADOR DE LA INSUFICIENCIA VENOSA CRONICA

TRATAMIENTO CONSERVADOR DE LA INSUFICIENCIA VENOSA CRONICA

9 mayo, 2011

Dr. Antonio Castellano

1.Medidas higiénico-dietéticas.

Obesidad: Es necesario limitar el sobrepeso para ello debe intentarse el seguimiento de una dieta equilibrada,evitar el estreñimiento y aumentar la actividad física diaria.

Calzado y vestimenta: El calzado debe adaptarse a la bóvedad plantar y respetar la dinamica normal del pie, asegurando un buen funcionamiento de la bomba muscular.

La vestimenta debe ser ligera intentando que no produzca por compresión fenómenos de obstrucción del flujo venoso.

Calor y frio: El calor tanto por exposición solar intensa como por el empleo de agua muy caliente debe ser evitado. Por el contrario las duchas de agua fría tienen un efecto tónico y de mejora de la circulación de retorno venoso.

Bipedestación: El ortostatismo y la posición de sentado durante mucho tiempo provocan un compromiso en el drenaje de las extremidades inferiores. Es necesario por tanto si se está en esa posición realizar una actividad muscular cíclica como por ejemplo: mover los dedos de los pies, funciones de pedaleo, flexiones del pie o ponerse de puntillas.

Actividad Física: Es conveniente realizar ejercicios donde la dinámica muscular tenga un desarrollo armónico . por ejemplo: andar, natación , golf , ciclismo etc.

2. Medidas posturales.

La paciente con problemas varicosos o de insuficiencia venosa crónica debe adoptar determinadas posturas tanto diurnas como nocturnas que le permitan o faciliten una notable mejora de su sintomatología. Para ello es necesario el reposo con los pies elevados durante 10 0 20 minutos varias veces al dia, así como durante el sueño mantenga una diferencia de altura entre los pies y la cabeza de unos 15 centimetros.

3. Medidas de contención elástica.

Su finalidad consiste en ejercer una presión externa eficaz sobre los miembros inferiores que se oponga a las presiones patológicas del territorio venoso afectado.

Las medias elásticas se emplean porque producen una compresión regular y uniformemente decreciente , variando dicha compresión desde 20 a 60 mmHg en el tobillo para después ir disminuyendo la presión con el ascenso, hasta llegar a unos 20-30 mmHg en pantorrilla y muslos.

Según el grado de compresión que pretendamos y de acuerdo con la patología que desee tratar podemos diferenciar:

.Grado I 20-30 mmHg :Está indicado en casos de sensación de cansacion y pesadez, varices que no produzcan edema y varicosidades incipientes en el embarazo.

Ver tratamientos vasculares

Artículos Relacionados

Fotoprotección solar, ¿Cómo me la aplico?

Fotoprotección solar, ¿Cómo me la aplico?

Tratamientos para el verano: “Clearlift”

Tratamientos para el verano: “Clearlift”

Fotoprotección solar, ¿qué debo saber?

Fotoprotección solar, ¿qué debo saber?

INFORMATE SIN COMPROMISO

1ª CITA MÉDICA – INFORMATIVA GRATUITA

Déjanos tus datos y te llamamos para concertar tu 1ª cita informativa gratuita.

Al enviar el formulario consiento la suscripción a la Newsletter, así como el envío de ofertas y promociones

El envío del formulario supone la aceptación de nuestra política de privacidad.

X
Consúltanos Ahora