Hilos tensores, la última técnica de rejuvenecimiento

Hilos tensores, la última técnica de rejuvenecimiento

1 agosto, 2014

En la búsqueda de nuevas alternativas menos agresivas para solucionar determinados problemas faciales y corporales nace una técnica revolucionaria que ayuda a combatir la flacidez de la piel y dar un aspecto rejuvenecedor, los hilos tensores. 

“Es un tratamiento sobre el cual hay que empezar a pensar que se está haciendo para prevenir y tratar problemas leves de zonas como la cara y el cuello y algunas zonas corporales, pero cada vez va a ser más demandado. Hay por tanto que empezar a tomar en cuenta que el futuro es empezar a prevenir”, afirma la Dra. Sandra Martín, especialista en Medicina Estética de Instituto Médico Miramar.

¿Qué son los hilos tensores de PDO?

Diseñados para reafirmar rostro y cuerpo, los hilos tensores constituyen un tratamiento estético poco agresivo y con buenos resultados. Pero qué son realmente los denominados “hilos mágicos” y de qué están compuestos.

Los hilos de PDO están compuestos por polidioxanona, una sustancia sintética totalmente reabsorbible, de duración 6 a 8 meses y que se lleva usando desde hace más de 25 años para sutura cardíaca pediátrica y cirugía oftalmológica. Por sus características se ha usado para aproximar tejidos blandos. Es un producto que se sabe cuál es su composición, su durabilidad, su resistencia y qué efectos puede producir puestas en tejidos a diferentes niveles de sutura. Con este material se va buscando una ligera tensión pero sobre todo un efecto físico de sostén y un efecto químico de reacción del organismo frente al hilo depositado en la zona concreta. Cuanta más cantidad y más grosor tenga el hilo, más fibrosis y por tanto más tejido que hará la función de sostén.

¿Cómo se realiza la técnica de los hilos tensores?

En primer lugar se limpia el rostro del paciente con un producto séptico, tipo clorhexidina. Después se aplica una crema anestésica (con lidocaína al 4%) y se le hace tomar un primer antibiótico justo una hora previa a la intervención.

El paciente estará una hora con la crema anestésica, una vez transcurrido este tiempo se le retira la crema y se le empiezan a colocar los hilos según la estructura que se le haya dibujado. La valoración de la estructuración de los hilos siempre se le realiza al paciente sentado, previa historia clínica y fotografías por si hubiese algún tipo de contraindicación.

¿Cuántos hilos se colocan al paciente?

Dependiendo de las zonas donde el paciente tenga más predisposición a la flacidez habrá que poner un número mínimo de hilos para conseguir ese sostén y andamiaje de prevención. Si al paciente lo que realmente le preocupa es la zona distal de la cara no podemos quedarnos con esa zona exclusivamente, habrá que tratar la zona distal de la cara con la articulación temporomandibular y mejorar también un poco el rictus. Si colocamos pocos hilos en una zona que no es lo suficientemente pequeña no vamos a conseguir tensión ni mejora para que el paciente note mejoría. Por tanto, sí hay un número mínimo de hilos pero no un número máximo, depende de las características de cada cara y de cada cuello, en función de eso habrá que poner un número de hilos más o menos orientativo.

Otro aspecto fundamental es que se tratan diferentes zonas ya que aunque el problema del paciente solo sea uno hay que tratar toda el área en conjunto.

Por lo general, la media aproximada de colocación ronda los 20 hilos, siempre ajustándose a las necesidades específicas de cada paciente. Ya que si por ejemplo tratamos cara y cuello la suma es mayor.

¿Cuáles son las zonas a tratar?

Las zonas que podemos tratar con hilos tensores son:

Facial

En principio pueden ser tratadas todas las zonas de la cara a excepción de la frente, una zona donde el beneficio de la puesta de los hilos es pequeño. Es más recomendable su aplicación en el tercio medio y distal.

Corporal

Las zonas donde se han observado resultados visibles son:

–          Glúteos

–          Abdomen

–          Brazos

–          Muslos

Beneficios del tratamiento de hilos tensores

Unos de los beneficios más destacados de la puesta de hilos tensores es la mejora intradérmica de la calidad de la piel, especialmente de cara al futuro.

En caso por tanto de que el paciente tenga mucha flaccidez no se va a conseguir un ascenso y efecto tensor, tan sólo mejoraría la calidad de su piel pero es demasiado tarde optar por la opción de efecto tensor.

Es un tratamiento que se puede iniciar relativamente pronto, entre los 30-35 años, dependiendo siempre de la calidad de la piel del paciente. También van a influir otros factores como son los hábitos alimenticios del paciente, si ha habido grandes pérdidas de peso, si es una persona deportista o si por el contrario es una persona sedentaria, etc.

Ventajas de los hilos tensores

Las ventajas de este tratamiento pueden resumirse en las siguientes:

-Es un tratamiento rápido.

-El paciente se va a notar bien.

-Se puede realizar a lo largo del día a día.

-No va a interferir en su vida cotidiana (trabajo, actividades deportivas, etc.)

-Solo debe tomar una previa toma de antibiótico una hora antes de la puesta de los hilos y una segunda toma a las 6 horas de haber terminado el proceso de puesta. Con el fin de prevenir cualquier tipo de reacción infecciosa secundaria.

Contraindicaciones de los hilos tensores

Hay muy pocas contraindicaciones respecto a los hilos tensores, a excepción de:

–          Embarazo y lactancia.

–          Que el paciente haya tenido algún tipo de reacción en alguna cirugía que se haya realizado y que tenga la experiencia de que ciertos hilos no los tolere.

–          Personas con una flaccidez grave.

–          Medicación anticoagulante.

–          Patología inmunitaria a valorar.

Es por tanto un tratamiento que se puede realizar la mayoría de pacientes.

¿Es una intervención dolorosa?

La sensación del proceso es molesta pero indolora, dependerá siempre del tipo de grosor de la piel, el dolor subjetivo que se puede sentir es mayor o menor. Cuando la piel es muy gruesa, muy grasa, o tiene mucha capa córnea molesta levemente más la introducción de la aguja.

Una vez colocados todos los hilos se debe masajear ligeramente la zona para confirmar que no haya quedado ninguna punta distal del hilo asomando por la zona y se aplica una mascarilla antiinflamatoria y relajante para descongestionar el posible edema que pueda salir y poder evitar la aparición de algún hematoma.

Para evitar la aparición de posibles hematomas o marcas, se da al paciente una crema (con vitamina K y ARNIKA) para que la duración del hematoma sea más corta y menos visible.

A las 12 o 14 horas del proceso el paciente puede camuflar las pequeñas marcas con stiks previos al maquillaje. Y a las 24 horas puede maquillarse sin ningún tipo de problema.

Combinación de hilos tensores con otros tratamientos: Mesoterapia y  Omnilux

La combinación de los hilos tensores con otros tratamientos es muy beneficiosa, haciendo mucho más efectivo su efecto. Es el caso por ejemplo de la mesoterapia facial. Al complementar los hilos con un tratamiento de mesoterapia vamos a potenciar mucho más la mejora dérmica.

La combinación de los hilos con la mesoterapia y las sesiones de Omnilux, hace que a priori le proporcionemos a la piel todos los ingredientes necesarios para que se nutra de aquello que necesita, como pueden ser la elastina, el colágeno, la estimulación de fibroblastos, etc.

Si la puesta de hilos se complementa con una mesoterapia el paciente va a notar una vitalidad y una luminosidad notable mientras que el hilo comienza a hacer efecto, por lo tanto le va a proporcionar una importante mejoría y un mayor grado de satisfacción.

Al complementarlo con los LEDS de Omnilux hacemos que todos los ingredientes de la mesoterapia se dispersen y actúen más a nivel de las células epidérmicas, es por tanto un potenciador de la mesoterapia facial.

¿Qué hilos trabajamos en Instituto Médico Miramar?

El hilo que trabajamos actualmente en Instituto Médico Miramar es el de monofilamento, de diferentes longitudes, especialmente de 30mm (tratados con aguja de 25mm) y 60mm (tratados con aguja de 38mm) para facial, y las longitudes de 50, 60 y 90mm para corporal. Cuanto mayor sea la zona a tratar, mayor longitud de hilo será necesaria.

La colocación de los hilos se realiza a modo de red, dibujando previamente la zona  a tratar y posteriormente introduciendo las agujas en esa forma de red previamente dibujada y estructurada.

Se realiza al paciente una valoración in situ, siempre dependiendo de las condiciones en las que se encuentre.  Las zonas faciales a tratar son:

–          Tratamiento distal de cara y cuello

–          Tratamiento distal de la cara

–          Tratamiento distal del cuello

Todo va a depender de los requisitos concretos de cada paciente y sus necesidades específicas. En Instituto Médico Miramar tenemos como norma general realizar este tipo de intervenciones en quirófano, no en la propia consulta médica. Así aseguramos una mayor higiene, prevención  y optimizamos la calidad de atención a nuestros pacientes.

Radiant Face, un novedoso tratamiento de Hilos

En Instituto Médico Miramar hemos creado Radiant Face, un novedoso y completo tratamiento de rejuvenecimiento que estimula los tejidos internos para reafirmar la piel y corregir la flacidez a través de hilos tensores de PDO. Este exclusivo tratamiento está combinado con diferentes procedimientos que contribuyen a mejorar el efecto de los hilos.

Nuestro exclusivo tratamiento Radiant Face incluye:

• Higiene facial por ultrasonido. El tratamiento de higiene facial realizado mediante ultrasonido cuida la piel retirando las células muertas, mantiene la piel limpia, recupera una piel joven y tersa, por lo que es ideal para ayudar a prevenir los efectos del envejecimiento.

• Mesoterapia facial. Consiste en la microinyección de sustancias precursoras de la formación de colágeno en el tejido facial, acompañada de minerales, vitaminas y oligoelementos que tienen como finalidad mejorar la estructura del tejido conjuntivo o de sostén de la cara y cuello, al igual que estimular la producción de colágeno. Mediante la mesoterapia facial se consigue eliminar pequeñas arrugas, proporcionar más luminosidad al rostro, disminución de la flaccidez de la cara y del cuello y una mejor y mayor hidratación.

• Hilos tensores de polidioxanona (PDO).

• Mascarilla de Vitamina C. Se aplica al paciente una mascarilla compuesta por Vitamina C, Glicerina y Sorbitol que ayudará a proporcionar luminosidad, revitalizar, unificar el color de la piel, rejuvenecer y proteger la piel del daño causado por la exposición solar y otros factores ambientales.

• 2 sesiones de Biofotomodulación con Omnilux Revive LED. Se aplica un tipo de luz, durante 20 minutos, con el fin de favorecer la síntesis de colágeno y facilitar la actuación de la mesoterapia facial.

Si desea recibir más información sobre nuestro tratamiento Radiant Face con hilos tensores solicite una primera cita informativa gratuita.

Artículos Relacionados

XXVI congreso de la Sociedad Española de Láser Médico Quirúrgico (SELMQ)

XXVI congreso de la Sociedad Española de Láser Médico Quirúrgico (SELMQ)

Congreso SEME 2018

Congreso SEME 2018

Recupera tu silueta de los excesos de las fiestas

Recupera tu silueta de los excesos de las fiestas

INFORMATE SIN COMPROMISO

1ª CITA MÉDICA – INFORMATIVA GRATUITA

Déjanos tus datos y te llamamos para concertar tu 1ª cita informativa gratuita.

Al enviar el formulario consiento la suscripción a la Newsletter, así como el envío de ofertas y promociones

El envío del formulario supone la aceptación de nuestra política de privacidad.

X
Consúltanos Ahora