EL TRATAMIENTO DE LAS VARICES CON LASER ENDOVASCULAR SIN HERIDA QUIRÚRGICA

EL TRATAMIENTO DE LAS VARICES CON LASER ENDOVASCULAR SIN HERIDA QUIRÚRGICA

30 mayo, 2011

Dr. Juan Basualdo Ormeño

El sistema venoso tiene como función devolver al corazón la sangre que ha nutrido y oxigenado a los tejidos. Esto resulta una tarea fácil cuando a ello colabora la gravedad como es el caso de la parte superior del cuerpo. Las cosas se complican en el caso de las extremidades inferiores en que hay que luchar contra la gravedad. Para ello, el sistema venoso tiene en su interior pequeñas y frágiles válvulas que solo permiten el paso de la sangre en sentido ascendente.

Por múltiples razones (ejemplo de ello es la presión de el útero en el embarazo, la edad, una flebitis profunda) estas válvulas pueden ceder y cuando una persona se pone de pié el flujo sanguíneo se dirige hacia abajo. Esta inversión del caudal sanguíneo provoca un aumento de la presión en las venas superficiales que acaban por dilatarse y volverse tortuosas.

Mediante ecodoppler color somos capaces de localizar los puntos en que la sangre refluye hacia el sistema superficial, generando hipertensión venosa y dilatando las venas superficiales.

En el momento de que disponemos de los puntos en que se produce reflujo de la sangre al sistema superficial, podemos planificar el tratamiento. Siempre que no exista ninguna contraindicación.

Hemos adoptado la técnica de láser endovascular porque nos parece la más resolutiva (resultados comparables a la cirugía abierta), con muy bajo índice de complicaciones y de gran confort para los pacientes.

La técnica consiste en colocar en el interior de la vena enferma, por punción, una fibra óptica que trasmite la energía del láser, sellándola y haciendo que desaparezca la hipertensión en el sistema superficial. La sangre se redistribuye por otras venas que tienen su sistema valvular normal.

Para posicionar la fibra óptica en el sitio correcto, utilizamos permanentemente un ecodoppler color. El sellado de la vena se realiza bajo visión directa. Para pasar la fibra láser al interior de la vena se utiliza una aguja gruesa, por lo que en la zona de punción es normal que aparezca un hematoma que se debe tratar con trombocid forte hasta que desaparezca el mismo.

A las venas superficiales que se encuentran dilatadas, las esclerosamos con espuma. Para ello utilizamos una sustancia que se llama polidocanol al 0,5%. La misma produce en las venas una inflamación (flebitis química) que aumenta hasta el mes y desaparece completamente junto a la vena en unos meses. Las venas superficiales se ponen duras y muy sensibles al tacto en el plazo de una semana más o menos. Desde el día siguiente a la intervención las trataremos con celestoderm-V 0,1% en crema dos veces al día para disminuir las molestias.

Se debe usar media de compresión hasta la ingle en el miembro inferior tratado durante un mes. Se sale con ella puesta desde el quirófano por lo que debe ser de su medida.

El procedimiento se realiza con anestesia local y sedación. Esta última se aplica, por parte del anestesista, en el momento de activar el láser. Esto permite una estancia en recuperación muy corta, entre una y dos horas.

Se puede caminar desde el postoperatorio inmediato. Se debe hacerlo en forma progresiva. En 48 horas se puede hacer una vida normal. Para las personas que trabajan muchas horas de pié, se recomienda no hacerlo hasta la semana. En 2 semanas se pueden realizar deportes.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Me va a doler?

El procedimiento es completamente indoloro. En los sitios en los que se realiza la punción se utiliza anestesia local. En el momento de activar el láser el anestesista seda y analgesia al paciente. No se siente el más mínimo dolor.

Aparecen molestias en las venas superficiales a los 6-7 días derivadas de la aplicación de la espuma esclerosante.

¿Cuándo puedo reiniciar mi actividad normal?

No se debe realizar reposo. La actividad debe ser reducida las primeras 48 horas. A partir de allí en forma progresiva se puede realizar una vida normal.

A los pacientes que están muchas horas de pié por cuestiones laborales. Les aconsejo se tomen unos 7 días.

A las dos semanas se pueden realizar deportes.

¿Me pueden volver las varices?

Realizamos un seguimiento de 2 años. Con esto aseguramos a los pacientes de que los puntos que han sido tratados no tienen nuevas varices. Es posible que puedan aparecer varices en otros territorios diferentes a los tratados.

¿Cuándo se cierra una vena, no se sobrecarga el resto?

Definitivamente no. Es una falsa creencia muy extendida. El volumen de sangre que circula por el sistema venoso superficial (es el que tratamos) es muy escasa. Apenas representa el 5% del total del flujo sanguíneo del miembro inferior. Cuando cerramos una vena enferma estamos permitiendo que el flujo sanguíneo se reoriente en dirección a venas sanas, con su sistema valvular normal.

Ver Láser endovascular

Artículos Relacionados

Recupera tu silueta de los excesos de las fiestas

Recupera tu silueta de los excesos de las fiestas

Tratamientos para el verano: “Clearlift”

Tratamientos para el verano: “Clearlift”

Cómo eliminar la papada

Cómo eliminar la papada

INFORMATE SIN COMPROMISO

1ª CITA MÉDICA – INFORMATIVA GRATUITA

Déjanos tus datos y te llamamos para concertar tu 1ª cita informativa gratuita.

Al enviar el formulario consiento la suscripción a la Newsletter, así como el envío de ofertas y promociones

El envío del formulario supone la aceptación de nuestra política de privacidad.

X
Consúltanos Ahora