Cirugía de párpados

Uno de los primeros signos visibles del proceso de envejecimiento natural de las personas es la alteración de las proporciones y la armonía en el área de los ojos y los párpados.

Con el paso del tiempo vemos como la cola de la ceja se hace más pesada y cae, vemos como se acumula un exceso de piel en el párpado superior y como aparecen las temidas bolsas en los párpados inferiores. Además vemos que comienzan a marcarse las conocidas patas de gallo y las primeras arrugas. Todo este proceso natural tiene como resultado un aspecto cansado en la mirada, una falta de alegría y brillo en los ojos que debemos intentar restaurar. El procedimiento quirúrgico que se lleva a cabo para corregir este problema se denomina Blefaroplastia.

¿En qué consiste?

La blefaroplastia es un procedimiento quirúrgico en el que se procede a eliminar el exceso de piel de los párpados y se eliminan los acúmulos de grasa.
Durante la intervención quirúrgica se revisa y repara el músculo orbicular y si se desea y está indicado, se puede variar de un modo muy conservador la forma del ojo.

¿Cómo se realiza?

La eliminación de las bolsas del párpado inferior se puede llevar a cabo por vía externa cuando necesitamos eliminar también un exceso de piel, o por una vía interna llamada vía transconjuntival en pacientes jóvenes en los que no sobra piel.

En ambos casos los resultados se pueden mejorar con el uso de los láseres fraccionales Píxel Erbio ó Píxel CO2, realizando un resurfacing periocular en la zona para eliminar las arrugas mas finas, todo ello en el mismo acto quirúrgico.

La intervención se realiza con anestesia local y sedación en un quirófano.

¿Cómo es el postoperatorio?

  • Los puntos se retiran a los 6 días, período en el cual los hematomas y la inflamación comienza a remitir.
  • No debemos preocuparnos por las cicatrices, ya que en un tiempo estipulado de unos 2 meses serán prácticamente imperceptibles.
  • Después de la intervención deberemos ser muy cuidadosos con los ojos, protegiéndolos del sol con cremas y gafas de sol, y manteniendo las cicatrices permanentemente hidratadas.

¿El resultado es natural?

Sí. El objetivo de la intervención no es cambiar la expresión de la mirada, sino recuperar la juventud, luminosidad y brillo perdido por el paso del tiempo, sin tener que perder un ápice de la expresividad y sello de identidad de nuestros ojos.

.
INFORMATE SIN COMPROMISO

1ª CITA MÉDICA
INFORMATIVA GRATUITA

Déjanos tus datos y te llamamos para concertar tu 1ª cita informativa gratuita.

El envío del formulario supone la aceptación de nuestra política de privacidad.