Cirugía de orejas

Las orejas son una parte que dicen mucho de nosotros y aportan mucha personalidad a nuestro rostro. Son todo un referente en la composición general de nuestros rasgos faciales. Con la otoplastia se pretende conseguir una forma estética que equilibre y realce todos nuestros rasgos de manera armónica.

¿En qué consiste?

La otoplastia es una técnica quirúrgica poco agresiva, que se realiza perfectamente con anestesia local excepto en los niños pequeños, a los que es recomendable intervenir bajo anestesia general, y que en condiciones normales no precisa ingreso.

¿Cómo es la intervención?

Se realiza en el quirófano, y a través de una incisión localizada en la parte posterior de la oreja se modifica la forma, estructura y posición del cartílago auricular, que en definitiva es el soporte y molde de la oreja. Una vez que el cartílago es modificado y llevado hacia detrás, la piel sobrante se adapta a la nueva forma y posición de la oreja y se elimina el exceso. La cirugía deja una cicatriz apenas imperceptible detrás de la oreja, sin ningún signo evidente por delante.

¿Cuánto tiempo dura? ¿Y el postoperatorio?

La operación viene a durar una hora y media y luego nos podemos ir a casa. Necesitaremos un vendaje o cinta del pelo que mantenga la oreja en su nueva posición durante unas dos semanas, momento en el que retiraremos los puntos y dejaremos la cinta solo por las noches. La intervención permite una incorporación casi inmediata a la vida normal, eso sí, con una discreta cinta del pelo durante dos semanas.

.
INFORMATE SIN COMPROMISO

1ª CITA MÉDICA
INFORMATIVA GRATUITA

Déjanos tus datos y te llamamos para concertar tu 1ª cita informativa gratuita.

El envío del formulario supone la aceptación de nuestra política de privacidad.