Fotoprotección solar, ¿qué debo saber?

Fotoprotección solar, ¿qué debo saber?

Como cada año, el día 13 de Junio se celebra el Día Europeo de la Prevención Contra el Cáncer de Piel. Durante esta jornada se pretende sensibilizar a la población de la importancia de prevenir esta enfermedad con buenos hábitos y con la detección precoz, haciendo especial  hincapié en concienciar sobre este problema.

Al año se diagnostican en el mundo 160.000 casos de melanoma, el tipo de cáncer de piel más agresivo y que representa el 1,5% del total de los tumores que sufren tanto hombres como mujeres, según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

En esta ocasión hemos hablado con nuestra experta farmacéutica, Elisa Sánchez, responsable actualmente de la Parafaramacia de Instituto Médico Miramar. Elisa nos ha dado una serie de claves sobre la fotoprotección y la importancia de los buenos hábitos como base fundamental para la prevención.

fotoproteccion solar

La importancia de la fotoprotección

Con una capa de ozono muy deteriorada no queda más remedio que protegerse del sol, es imposible ponerse moreno sin dañar el ADN de las células cutáneas, por ello es recomendable exposiciones al sol cortas y repetidas en diferentes días de manera que el cuerpo pueda reparar los daños producidos por el sol entre una exposición y la siguiente. Las largas horas de exposición solar producen lesiones más numerosas y más difíciles de reparar, se irán acumulando favoreciendo el envejecimiento cutáneo precoz, quemaduras y el cáncer de piel.

¿Qué es un protector solar? ¿Cuál elegimos?

En primer lugar vamos a diferenciar un bronceador de un fotoprotector. El bronceador es un cosmético formulado para intensificar el moreno. Su misión es tostar la piel y no protegerla de la radiación solar. El fotoprotector, su principal función es proteger la piel del daño solar.

¿De qué radiación nos debemos proteger?

Un buen fotoprotector debe proteger de:

– Los rayos UVB (ultravioleta B): responsable de los daños inmediatos de la piel, como las quemaduras.

– Los rayos UVA (ultravioleta A): responsable de los daños del ADN de la piel, vasos y tejidos. Se le llama daño silencioso que a largo plazo produce:

• Manchas, marcas.
• Arrugas, fotoenvejecimiento.
• Fotosensibilidad.
• Daño del ADN celular.
• Cáncer de piel.

como proteger la piel

– La radiación IR (infrarrojos): responsable del calor directo en la piel. Son radiaciones que penetran en profundidad provocando:

• Envejecimiento prematuro.
• Aumento de los radicales libres que destruyen el colágeno existente.
• Daño del ADN celular.
• Cáncer de piel.

– La radiación V ( visible) responsable de:

• Pigmentación en la piel.
• Urticaria solar.
• Queratosis actínica.
• Fotosensibilidad.
• Eritema.
• Fotoenvejecimiento cutáneo.
• Daño del ADN celular.

¿Qué tengo qué saber de mí para elegir un fotopotector?

Tenemos que tener en cuenta  una serie de factores como son:

 FOTOTIPO.

Es la capacidad de respuesta que tiene nuestra piel frente al sol. Depende de la cantidad de melanina que tengamos. Podemos encontrar diferentes tipos:

Fototipo 1: Piel muy clara con poca melanina, poca protección a la radiación solar. No se broncea nunca, siempre se quema, suelen tener pecas, sufren reacciones fotoalérgicas.

Fototipo 2, 3, 4: Pieles claras, intermedias y algo morenas.

Fototipo 5 : Pieles morenas. Tienen bastante melanina. No se queman, siempre se broncean y no tienen pecas.

Fototipo 6 : Piel negra. Mucha melanina y por lo tanto mucha protección a la radiación solar.

fotoproteccion solar

  • Calidad de la piel.

A las pieles secas le van fotoprotectores con textura cremosa que aporten un extra de hidratación.

A las pieles grasas y con tendencia acnéica les va bien texturas ligeras, no comedogénicas, oil-free, que no aporten grasa. Para los casos de acné y marcas, el sol puede afectarles de peor forma ya que oscurece las lesiones y si no utilizan protección solar se produce un efecto rebote sobre su piel, dando lugar a un acné más severo una vez acaba el verano.

Si son hombres es recomendable texturas tipo gel que son más fluidas.

Si tienes la piel tatuada necesita mayor protección porque la radiación solar acelera la pérdida de intensidad y color del tatuaje.

  • Edad de la persona.

Especialmente importante en niños y ancianos.

  • Dónde voy a usar fotoprotector.

A mayor altitud mayor intensidad de radiación solar por lo tanto si se va a la montaña el factor de protección será el más alto. Tenemos que saber que la nieve, el agua y la arena reflejan mucho la radiación solar. Por lo tanto la fotoprotección debe ser máxima.

¿Qué son los filtros solares?

Tenemos varios tipos de filtros solares:

  • Filtros físicos (minerales): conocidos como Sun Block . Rebotan los rayos UV antes de que sean absorbidos por la piel. Son especiales para niños. Entre ellos están el óxido de zinc y el dióxido de titanio. Es la protección inmediata
  • Filtros químicos: se activan con la radiación mediante reacciones fotoquímicas, absorviéndolos y modificándolos para minimizar el impacto sobre la piel.
  • Filtros biológicos: son agentes antioxidantes que evitan la formación de radicales libres y potencian el sistema inmunológico de la piel.

como proteger nuestra piel

¿Es cierto que debemos evitar usar los filtros solares que contengan “Paba” en su formulación?

Sí. Parece ser que el ácido para-aminobenzoico (PABA) puede causar daño celular y hay mayor incidencia de alergias relacionadas con su uso y sus derivados.

¿Qué quieren decir los números que hay en el envase del fotoprotector?

El número que aparece mayormente como 50+, 100+ ,30+, etc., es el SPF (factor de protección solar) frente a la radiación UVB. Es el método Colipa.

Ese número es aproximadamente el tiempo que podríamos estar al sol sin riesgo de quemarnos ni enrojecer. Por ejemplo, si yo el primer día puedo estar al sol 10 minutos sin enrojecer ni quemarme, utilizando un fotoprotector con SPF 20 me protegerá del sol durante 20 veces más tiempo, es decir, 10 x 20= 200 minutos aproximadamente son 3 horas y ½. Pero ojo, esto no significa que podamos estar al sol durante 3 horas y ½ sin volver a darnos crema.

Pero solo estamos hablando de los UVB por consiguiente es imprescindible usar un fotoprotector de amplio espectro para abarcar también la radiación UVA. Según la UE (Unión Europea) la protección UVA debe equivaler a un tercio mínimo de SPF que exhibe la etiqueta y por tanto siempre se debe adquirir un protección solar con el símbolo UVA en el envase.

¿Hay diferencia entre un fotoprotector de SPF 50 y uno de SPF 100?

Las nuevas regulaciones establecen que los productos no deben promocionar más de SPF 50, porque en realidad después de este grado no se puede comprobar que haya más protección.

Si el SPF 15 el filtro es del 93%, el SPF 30 es de 97% y el SPF 50 filtra un 98%. Luego de 50 el incremento es insignificante, por ejemplo el SPF 70 filtra 98.6 %. Por ello no hay evidencia científica que la protección sea mayor después de 50.

Fotoproteccion solar

¿Qué es la fotoprotección oral? ¿Sustituye a las cremas solares?

Se ha visto desde hace pocos años que hay sustancias protectoras y eficaces en la prevención de quemaduras solares, envejecimiento cutáneo, daño del ADN y cánceres de piel. Son los polifenoles de varias plantas.

Así tenemos los polifenoles del Polipodium Leucotomos (helecho centroamericano) que reduce el daño cutáneo producido por la radiación solar administrado por vía oral. Otros son catequinas del Té Verde. Polifenoles de la Uva Negra incluido el Resveratrol. Vitamina : E, C, B3 etc.

Pero una cosa es importante: los fotoprotectores orales no sustituyen a las cremas solares, que son las principales protectoras solares bloqueando la radiación. Tampoco nos permiten más tiempo bajo el sol. Tampoco nos hacen poner más morenos ya que su finalidad no es el bronceado sino la fotoinmunoprotección.

Se pueden tomar dos semanas antes de la exposición solar y mientras dure la misma y siempre acompañados de cremas solares con filtros adecuados.

¿Qué mensaje lanzaría a la gente para concienciar sobre la importancia de protegernos del sol?

Debemos tener conciencia del daño que produce  el sol en la piel. Una vez que entendamos esto, debemos tomar las medidas necesarias para disfrutar del sol en la playa, la montaña, en piscinas, etc. De manera segura y confortable. La piel es nuestra gran barrera protectora y debemos cuidarla.

Artículos Relacionados

Fotoprotección solar, ¿Cómo me la aplico?

Fotoprotección solar, ¿Cómo me la aplico?

Tratamientos para el verano: “Clearlift”

Tratamientos para el verano: “Clearlift”

Flacidez en brazos, ¿cuál es el mejor tratamiento?

Flacidez en brazos, ¿cuál es el mejor tratamiento?